02 Nov 2012

Tecnología 4G en Cierne

 
Para el común de la gente si tres es mayor que 2, si cuatro es mayor 3 debiera, en un contexto de compra,optar por la serie que lleva el número mayor, pues lo vincularía con lo último de lo último, lo relacionaría con más atributos que aquel que tiene un número menor. No obstante, aunque lo anterior sea una estrategia de venta bastante efectiva, los números de por sí no indican ni las capacidades ni el valor subjetivo de un producto; su función se remite más bien a incitar una situación de compra; más aún, si se apoya en un banda de precio (también números) asequible o razonable para el consumidor. Con la tecnología 4G pasa algo similar. ¿Cuál es la mejor, la 3G o la 4G? Una revisión basada en la experiencia chilena señala que la “tecnología de tercera generación (3G) permitió masificar la conectividad a Internet”, comenta Alex Lagos, Gerente Comercial de Tecnova. En términos generales lo ha sido. Al ser un servicio de comunicaciones inalámbricas se posicionó muy bien en el mundo de la telefonía móvil y entre los usuarios de portátiles con una propuesta de servicios en constante mejora, en términos de seguridad y mayor velocidad de transmisión de datos en un contexto de Ancho de Banda superior cuestionado, sin embargo, por los consumidores.
 
“La promesa de la tecnología 4G se basa en potenciar aún más lo que se ha alcanzado con las tecnologías 3G, otorgando una velocidad 10 veces superior a la de hoy, lo cual podrá dar capacidades de generar servicios más sofisticados y demandantes en Ancho de Banda a los operadores de servicios”, enfatiza Rodrigo Acevedo, Gerente General de Entersoft. Situaciones como conectar los dispositivos del hogar a la red y, por ejemplo, recibir una notificación en nuestro smartphone que nos informara que en nuestro refrigerador la existencia de yogures y zanahorias van a la baja, son funcionalidades que con el 4G se podría lograr. Incluso, podría conectarse directamente con el supermercado y hacer la compra cuando se llegue a cierto stock. Asimismo, se podrán prender y apagar dispositivos desde cualquier lugar. Aunque nos parezca prematuro hablar de tecnologías 4G en el mercado chileno, considerando que la tecnología 3G aún tiene mucho potencial por explotar, lo que apura la adopción de la cuarta generación son las altas tasas de saturación que experimentan las tecnologías de tercera generación. “La problemática de los operadores es que hoy cuentan con una frecuencia limitada de despliegue, una limitante que se veía venir dada a las tasas de crecimiento que existen en  Chile. Por esta razón, la SUBTEL y el Gobierno impulsaron la ultima licitación 4G”, explica Alex Lagos.
 
La entrada de las tecnologías de cuarta generación (4G), que se espera, en primera instancia, para comienzos de 2013 en el mercado chileno, vendría a solucionar esa limitante técnica que enfrentan hoy los operadores de servicios, aunque no significa el apagón del 3G. “Si bien la tecnología 4G tendrá una velocidad 10 veces superior, la tecnología 3G no va a desaparecer y tendrá su nicho para generar servicios, tales como: Machine to Machine, llamadas con Video y navegación móvil, entre otras”, prevé Alex Lagos.
 
COSTOS
 
En teoría la tecnología 4G ofrece una mayor capacidad para traficar datos, lo que mejoraría la actual velocidad, se disminuirían los cortes de servicios y se favorecería su uso en las zonas en que el servicio es interrumpido. Pero de cara a la inversión, la habilitación de los servicios 4G sobrepasarán los 200 millones de dólares, entre los tres operadoresque se adjudicaron la licitación. “De acuerdo a los plazos establecidos por la SUBTEL, señala Rodrigo Acevedo, Gerente General de Entersoft, se espera tener disponible para el primer trimestre de 2013 el despliegue en Santiago y dos regiones, con una inversión total cercana a los USD 150 MM. En 12 meses la red debe estar operativa a nivel nacional y en los dos años posteriores integrar a las 543 localidades más aisladas del territorio. Con el cambio de esta tecnología se espera que los operadores mantengan los actuales precios, mejorando sustancialmente la velocidad en los servicios a los clientes”. Respecto a lo mismo, Alex Lagos cree que “estos costos no deberían ser transmitidos a los usuarios finales,ya que las operadoras podrán ampliar sus frecuencias y así entregar más y mejores servicios a sus clientes, minimizando el Churn (tasa de cancelación de clientes) y aumentando su ARPU (Average Revenue Per User, ingresos medios por usuario), junto con atraer nuevos clientes, lo que les permitirá financiar la inversión”.
 
NUEVAS REGLAS
 
Otra de las interrogantes que se abre con la futura puesta en marcha del 4G es el marco de regulación en el que se desplegarán los servicios de conexión en relación a los precios, la calidad y la velocidad promedio. De acuerdo a Alex Lagos “efectivamente se hace necesario regular el mercado. Si bien es cierto hemos tenido cambios, tales como la neutralidad de la red, para implementar una serie de garantías y obligaciones, tanto para el usuario, como para las empresas que proveen servicios de acceso a Internet; se hace necesario estar actualizando y mejorando la legislación, para que los servicios puedan llegar a toda la población a precios realmente bajos y con servicios de calidad. Asimismo, que no siga existiendo esa letra chica que a los operadores les permite bajar la velocidad cuando se llega a una cuota mensual de transmisión, ya que si esto se hace volveremos a velocidades de3G o 2G, lo cual no es el espíritu de la licitación 4G”, explica.